YO SOY ERIC ZIMMERMAN

Libro: Yo soy Eric Zimmerman, vol. I 
Autor: Megan Maxwell  
Editorial: Esencia Ficha Completa

Sinopsis: 

Me llamo Eric Zimmerman y soy un poderoso empresario alemán. Me caracterizo por ser un hombre frío e impersonal, que disfruta del sexo sin amor y sin compromiso. En uno de mis viajes a España para visitar una de mis delegaciones conocí a una joven llamada Judith Flores. Ella me hizo reír, me hizo cantar, me hizo incluso bailar, y yo no estaba acostumbrado a eso. Cuando me di cuenta de que sentía más de lo que debía, me alejé de ella, pero regresé, pues esa mujer me atraía como un imán. A partir de ese momento comenzamos una relación plagada de fantasía y erotismo, en la que disfruté enseñando a Judith a gozar del sexo de una manera que ella nunca había imaginado. Y tú, ¿te atreves a descubrir el lado sumiso, dominante y voyeur que todos llevamos dentro?


En colaboración con la editorial.  





<<Creo que lo que está ocurriendo entre nosotros es una auténtica locura>>

¡Hola a todos! Los que sigan mi blog saben que Megan Maxwell no es una de mis autoras favoritas, no me gusta como escribe, las muletillas que siempre usa y su forma de narrar, pero tengo que confesar que sus libros me enganchan y por esa razón, si veo que alguno me llama la atención lo leo. No tengo ningún problema con eso. La saga Pídeme lo que quieras fueron los primeros libros que leí de ella y en su momento me llegaron a gustar mucho, aún no comprendo porqué, pero bueno ese ya es otro tema. También tengo que decir que eran prácticamente los primeros libros que leía de este género, así que quizás eso también influía un poco. 
Como he dicho, Pídeme lo que queras fue una saga que me gustó, pero que no he leído de nuevo. Si lo hiciera tal vez no me gustaría tanto. Así que, cuando vi que iba a salir el spin-off de esa saga pues la verdad es que me apetecía mucho leerla, le problema fue cuando lo empecé, que me arrepentí prácticamente en la primera linea. 

Eric Zimmerman es un empresario alemán, que decide, o más bien obligan, a viajar a España para visitar una de sus delegaciones. La empresa era de su padre, pero antes de que muriera, ya no soportaba estar a su lado. Ahora que tiene la empresa, no sabe que es lo mejor para él, si venderla o seguir adelante. No quiere tener nada que ver con él, pero con ayuda de su madre, verá las cosas de otra forma. 
el primer día que viaja a la empresa conocerá a Judith Flores, la secretaria de Mónica, una mujer con la que siempre está dispuesto a quedar cuando viaja en el país. Judith no es una chica fácil, y para él, conquistarla será todo un reto. 


" -Has de ir tú, Eric. No seas cabezón. ¡Eres el jefe!
- Joder, mamá... 
- ¿Has dicho joder?- gruñe Marta-. Mamá, Eric tiene que meter dinero en la hucha de los tacos.
-¡Dios santo!-bramo al oírla-¡Qué pesada eres, Marta!
  
Vamos a ver. No tengo muy claro como empezar esta reseña. Sé que los fans de Megan Maxwell son muchos y no quiero ofender a nadie con esta reseña. No voy a poner el libro por los suelos, no soy de hacer este tipo de reseñas, pero ya aviso que será negativa.
No nos puede gustar lo mismo a todos, así que aquí, diré las cosas que no me han gustado de esta novela. 

Para empezar, he descubierto un Eric Zimmerman que no me gusta para nada. Una de las primeras cosas que dice en la novela es ¡Soy un macho Alfa! y sinceramente, nada bueno puede salir de ahí. Los anteriores libros estaban narrados por Judith, y ahí veíamos lo que ella quería. Sabía desde un principio como era Erik, solo hacía falta ver como se comportaba con ella en algunas ocasiones. Era un personaje al que no se le podía llevar la contraria, que hacías lo que él quería o se enfadaba y bastante. En esta ocasión he podido ver que para Eric solo hay una forma de hacer las cosas. A su manera. Si sales de ahí, si intentas hacer las cosas de otro modo, suena la alarma. 
Para Eric, Judith solo es un reto. Ella no quiere saber nada de él, no le interesa, y solo por eso, él se acercará hasta que ella ceda. 

Esa es una de las cosas que no me ha gustado, que para él solo es un reto. ¿En serio? creo que había muchas formas de plantear este libro y la que he leído no se ajustaba a lo que yo pensaba. Tenía clara la personalidad de Eric, pero la forma de narrarlo de la autora a conseguido ponerme de los nervios. Contra más avanzaba, más ganas tenía de abandonar la lectura. Cosa que no hice, para que quede claro. No puedo reseñar un libro que no sé como termina. Manías mías. 
Las expresiones que usaba, lo que nos contaba y la forma en que lo hacía no se ajustaba a Eric para nada. Me parecía un libro narrado por otra persona, pero por él no. 
Hace años, y cuando digo años, quiero decir muchos años, que leí Pídeme lo que quieras. No sé cuando salieron a la venta estos libros, pero solo diré que yo empecé a leerlos cuando solo habían dos a la venta, y el segundo hacía relativamente poco que había salido al mercado. Como comprenderéis, no recuerdo prácticamente nada de la historia de Eric y Jud, así que casi todo lo que leía era nuevo. Los diálogos estaban muy recortados y no nos ponían en situación. 
En un momento estaban en un sitio y de pronto, no sé que había pasado que estaba en otro. No explica mucho lo que pasa. Y eso, desde mi punto de vista, es un fallo bastante grande. No todos nos acordamos de lo que pasó en los primeros libros. 

La actitud del protagonista no evoluciona en ningún punto. Empieza diciendo que le gustan las chicas de todo tipo y que ellas están encantadas de que alguien como él, por favor, es que es un macho alfa, esté entre sus muslos. Vamos a ver, ¿Qué tiene de bueno un tío como este? 
¿Es atractivo? Quizás, no lo he visto. Pero por su forma de ser, no es por nada, pero contra más lejos de mí mejor. No puede ir por la vida pensando que a cualquier chica a la que le haga ojitos va a caer rendida a sus pies. Al principio Jud no quiere quedar con él, y es el mismo Eric el que la obliga en todas las ocasiones, y eso es lago que me repatea. Eric no acepta un NO como respuesta y cada vez que ella le dice que no quiere hacer algo, hace como que no la escucha y al final acaba haciendo lo que a él le sale de las narices. Parece que la única opción que tiene de que ella quiera quedar con él es a base del chantaje. Os voy a poner una conversación que ambos protagonistas mantienen, y sacad vuestras propias conclusiones. 

Recuerda, a la una paso a buscarte.
No pienso salir. 
Pequeña, no me hagas enfadar.
[... no lo pongo todo porqué no salen del paso a buscarte, no, no quiero ir, tu harás lo que yo te diga, etc.]
Tienes dos opciones. La primera, enseñarme Madrid y disfrutar el día conmigo (con alguien así, ya me dirás tú quien va a disfrutar del día) Y la segunda, enfadarme, y soy tu JEFE (ahí, por si no queda claro y en mayúsculas, por si no sabe leer) Tú decides.
A la una estaré preparada. 

Y así, señoras y señores, es como se consigue a una chica. Si señor. 

En conclusión: Yo soy Eric Zimmerman es un libro que como habréis comprobado, no me ha gustado prácticamente nada. ¿Se lee rápido? Sí. ¿Aburre un poco? También. No me ha gustado desde la primera linea y a medida que avanzaba sabía que no iba a cambiar de opinión. Hace mucho tiempo que no pongo una puntuación tan baja, pero este libro no hay por donde cogerlo. 


A este libro le doy un sombrero.
¿Y vosotros? ¿Qué pensáis de este libro?









Ever ~

6 comentarios:

  1. Que decepción, no se si leeré este libro pero a la autora la conozco por bastantes libros suyos que he leído y me gusta que siempre te engancha en sus tramas, una pena que este no llegue a más.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Qué pena que no te haya convencido. A mí me encanta la autora, pero este libro no creo que lo lea.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    A mí estos libros cada vez me crispan más. Los de erótica normales siguen un patrón clarísimo (tío rico y guapo que persigue a la chica aunque ella no quiere, luego quiere, se enrollan pero sin sentimientos, luego hay sentimientos, se enfadan, se pegan muchos gritos, se separan, vuelven juntos, churumbel) que, claramente y viendo las ventas, funciona.
    Y después se hacen los refritos desde el punto de vista del macho (véase Grey, con el que casi echo la pota) y es todo peor, más estereotípico si cabe y machista a más no poder.
    Y yo soy tan tonta que los leo para criticarlos porque si algo amo en el mundo es criticar. En fin.
    ¡Gracias por la reseña! Pronto sufriré yo con este.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola, no he leído nada de Megan y lo cierto es que tenía esperanzas con este libro. Pero viendo como va Eric de machoalfa, y que además se aprovecha de su situación de jefe... creo que no le voy a dar una oportunidad, al menos a este libro.
    Gracias por la reseña.
    Nos leemos<3

    ResponderEliminar
  5. Yo con la autora estoy muy desencantada. Sus primeros libros son frescos y divertidos, aunque evidentemente no serán del gusto de todos, yo los disfrutaba. Cuando se metió de lleno en la típica oleada de libros eróticos... no. No me gusta cómo escribe este género, así que intento evitarla. Mi made tiene en casa la saga de Pídeme, así que me planteo leer el primero para probar jajaja aunque no lo termino de hacer nunca.

    Un besito y felices fiestas ♥

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Yo participo en la iniciativa "Seamos Seguidores".
    Sigo tu blog,me sigues tu también?

    https://elenabienvenido.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar