The End

martes, 16 de septiembre de 2014


Esta es la última entrada de esta historia, se que dije que haría tres pero al final se han quedado en dos. AQUÍ la primera parte de esta entrada, donde están los LINKS para entrar en las tres partes anteriores. Muchas gracias por vuestros comentarios y visitas. Os dejo con la historia, pronto una distinta. Espero que os guste. 

Cuando vino a buscarme Amanda comencé a ponerme nerviosa, y si aquel chico comenzaba a gustarme… pero el chico del tren no podía sacármelo de la cabeza.  Era tan…. No sabría como describirlo con palabras.
Al entrar aquel restaurante la vista se me fue hacia dos chicos que habían sentados en la mesa del fondo. Uno moreno y otro rubio. El segundo giró la vista hacia donde estábamos nosotras. El moreno saludó con la mano. Me giré hacia atrás para ver a quien saludaba. Porque  a mi no, eso seguro, no lo conocía de nada.  Entonces vi como Amanda le tiraba un beso mientras nos acercábamos. Ese sin duda alguna era Lucas. La mirada azul del chico que se sentaba delante de el se clavó en mi. Aquella mirada me resultaba familiar. No podía ser.

- ¿Qué estas….?_ comencé a decir.
- ¿Haciendo aquí?_ acabé yo de decir. Aquella chica era …. Guau estaba genial con aquellos pantalones pitillo negros.
- ¿Os conocéis ?_ preguntaron los dos amigos al unísono.
- Bueno, más o menos_ dije yo entre risas. Amanda se sentó junto a Lucas. Eso significaba que yo me tenía que sentar junto a él. ¿Por qué estaba tan nerviosa?
- Va, dile algo a verónica_ decía Lucas entre risas. Yo le di un codazo.
- ¿Te quieres callar?_ le dije entre susurros
- ¿Quien es verónica?_ preguntó  ella con el ceño fruncido. Suspiré.
- Nadie, ¿porque no pedimos?_ dije mientras miraba la carta.
- Esto… _ comenzó a decir ella. Agarró mi carta y le dio la vuelta_ ahora mejor.  

 Que casualidades, aquella chica estaba sentada justo a mi lado… la miré de reojo y vi como miraba la carta. Iba pasando página y suspirando. ¿No le gustaba nada? Luego le preguntaría.  Me gustaría saber que decirle, pero es que cuando la miro…. <<Ethan basta. Tampoco es tan difícil, solo tienes que decirle…. ¿Qué le digo? Bueno si empiezas por preguntarle su nombre… porque tendrás que saber como llamarla digo yo ¿no? A ver como empiezo… hola … >> entonces se giró y su mirada coincidió con la mía. <<mierda, ya me despistado, ¿por donde iba? >> la mirada de Lucas era un, ¿A que esperas para preguntarle algo? Suspiré.

- Soy Ethan_  le dije mientras le acercaba la mano. Ella sonrió y la estrechó.
- Jenny_ dijo ella con aquella sonrisa tan bonita.
- Yo ya me había acostumbrado a Verónica_ dijo Lucas. Estuve apunto de levantarme y darle un puñetazo.  Comenzó a reírse_ él ya te había bautizado como Verónica_ puntualizó por si aun no había quedado claro.
- ¿Y porque? _ preguntó. No parecía enfadada. Si no lo contrario. Le divertía la situación. Y yo quería esconderme debajo de la mesa y no salir hasta que el restaurante se quedara vacío.
- Porque es tan tonto que no pregunta el nombre cuando escribe un teléfono.
- También tengo yo algo de culpa... _ empezó. 
- No tu no tienes  culpa, es que él es tonto a secas_ ella sonrió. Entonces la miré y en ese instante solo podía pensar en su sonrisa. No sabía cómo acabaría todo esto, lo único que sabía era que no quería que acabara nunca.

Espero que nunca acabe esta historia …


3 comentarios:

  1. ¡Que bonitoooooo! T-T Es precioso... Me ha encantado el relato ^^ Eres muy buena! Gracias por un final como este jejeje

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me ha encantado, es simplemente precioso, totalmente de acuerdo.
    Sigue así.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Me ha gustado mucho la historia, no dejes de escribir! Besos!

    ResponderEliminar