Dejar pasar el tiempo.


Miro el reloj y veo como las manecillas se van moviendo siendo consciente de que no puedo hacer nada por evitarlo. Podría quitarle las pilas, Si, pero en ese caso, no impido que el tiempo siga corriendo sin detenerse. Simplemente me engaño a mi misma pensando que el tiempo se a parado y a dejado de correr. El tiempo es infinito, las 24 horas simplemente lo cortan para que un nuevo día de comienzo. Pero las horas siguen pasando, y yo sigo aquí, sentada mirando el estúpido reloj.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario